916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Frisos decorativos, ¿Cuál escoger?

Los frisos decorativos no solo embellecen la estancia, sino que también tapan imperfecciones y aíslan la habitación desde el punto de vista térmico y acústico. Generalmente se usan en paredes y techos. Hoy os hablamos de los distintos materiales que podéis utilizar.

Frisos decorativos de madera maciza

Los frisos decorativos de madera maciza aportan una gran calidez.

Pueden estar hechos de distintos materiales como el pino, abeto, iroko, haya o roble. Según la madera escogida, los frisos podrán tener un tono claro, medio u oscuro.

Igualmente, como en el caso del parquet, podemos encontrar en el mercado distintos acabados como maderas sin tratar, maderas barnizadas y maderas teñidas.

Frisos decorativos de madera

Fuente: quoteinsta

Los frisos de madera se instalan sobre rastreles o encolados en la pared.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que los frisos decorativos de madera requerirán un mayor cuidado y mantenimiento que otras opciones de corte sintético que mencionaremos a continuación.

Frisos decorativos de melamina

Los frisos decorativos de melamina o MDF están elaborados mediante una base de conglomerado o DM, con una capa superior que imita a la perfección la madera.

Existen distintos grosores según el modelo escogido. También podemos comprar frisos lacados. Por ejemplo, son muy típicos los frisos de MDF en color blanco.

Frisos decorativos color blanco

Fuente: recicoracion

La principal ventaja de los frisos de melamina es que se trata de un material sumamente resistente que no requiere mantenimiento de ningún tipo. Además, son muy fáciles de colocar y se limpian rápidamente pasando un trapo húmedo por encima. Por esta razón, este tipo de frisos decorativos son muy frecuentes en habitaciones infantiles.

Frisos decorativos de PVC

Los frisos decorativos de PVC pueden ser de imitación madera, o bien en colores planos. También se pueden mezclar distintos colores para un acabado más estiloso y original.

Frisos decorativos madera clara

Fuente: decorablog

Dado que al PVC no le afecta la humedad ni los cambios de temperatura, este tipo de frisos son muy comunes en lugares como cocinas y baños. Además, si quieres dar un cambio de look a este tipo de estancias, es mucho más barato y sencillo colocar un friso que cambiar los azulejos.

Como en el caso anterior, los frisos decorativos de PVC no requieren ningún tipo de mantenimiento.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *