916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Limpiar la moqueta

A la hora de decorar su hogar muchas personas se decantan por la calidez de la moqueta y por su tacto suave, además los suelos de moqueta son en invierno un aliado perfecto para combatir el frío y las bajas temperaturas. Pero el gran inconveniente al que se tienen que enfrentar los amantes de las moquetas son las manchas. Por eso hemos preparado este artículo donde os explicaremos algunos trucos y técnicas para limpiar la moqueta de vuestro hogar y presumir de suelo.

Antes de empezar, es importante saber que el método más eficaz para limpiar la moqueta es mantenerlas limpias durante el mayor tiempo posible pasando la aspiradora de manera frecuente. Dependiendo del uso, veréis lo que necesita, pero como norma general os recomendamos que no la aspiréis menos de tres o cuatro veces a la semana, esto es, cada dos días. Si la moqueta se encuentra en la entrada o en un sitio con mucha polución, aspirar todos los días es lo recomendable.

Moqueta de color verde

Fuente: kokkelkoren

La aspiradora

Como norma general, cuanta más potencia tenga la aspiradora, más limpia os quedará la moqueta y mejores resultados obtendréis. Recomendamos, pues, que invirtáis en una aspiradora con un motor fuerte para succionar eficazmente la arena y el polvo y que cuente con un filtro antiácaros. Si hay algún alérgico en casa, os lo agradecerá todas las noches.

Si la aspiradora cuenta con un cepillo aspiratorio, hay que revisarlo regularmente para asegurarse de que no tiene ni hilos ni pelusas que puedan interferir en su funcionamiento. También hay que revisar la boca y la manguera.

Felpudos en las puertas

Otro consejo para conservar una moqueta limpia, además de aspirar con regularidad es colocar unos felpudos en las puertas. Si se trata de vuestra casa, hay que enseñar a toda la familia a sacarse los zapatos antes de pisar la moqueta, pero si es un negocio o una zona de tránsito, reduciremos la suciedad colocando unos felpudos en las puertas para limpiarse los zapatos antes de pisar la moqueta.

Moqueta de color beige

Fuente: archiexpo

Limpiar las manchas de la moqueta

La gran parte de las moquetas que podéis encontrar en el mercado actualmente se fabrican con materiales que repelen las manchas. Por eso si la vuestra es nueva y se mancha, se puede limpiar la moqueta diluyendo un poco de vinagre o agua con gas en un vasito de agua. Utiliza un trapo seco y no frotes con fuerza para evitar destruir las fibras, debería bastar con pasarlo por encima.

Es importante no utilizar agua en exceso. Generalmente con un trapo húmedo debería bastar para eliminar la mancha. La moqueta suele filtrar el agua y guardarla creando a veces moho y mal olor.

Si es una mancha de barro, primero hay que dejarla secar. Una vez que el barro está seco, se retira con un cepillo y luego con la aspiradora, ya que se habrá convertido en polvo.

Aspirador para moqueta

Fuente: blog.flota

En caso de las manchas líquidas o manchas de grasa, es importante aplicar rápidamente un papel absorbente por encima para eliminar el líquido. A continuación, con la ayuda de un cepillo humedecido con agua y jabón neutro frotaremos suavemente la mancha, moviendo de fuera hacia dentro.

Los chicles pegados a la moqueta pueden ser otro rompecabezas. En este caso habrá que colocar una bolsa con hielo encima del chicle para endurecerlo. A continuación, lo iremos sacando con mucho cuidado para no dañar las fibras.

Si hemos derramado un poco de cera, deberemos también poner una bolsa de hielo para endurecer la cera. Después pondremos un papel por encima y pasaremos la plancha. De esta forma conseguiremos que una gran parte de la cera se queden en el papel. Los restos que no consigamos eliminar de esta manera se puede retirar con la ayuda de un desengrasante casero.

Mal olor en la moqueta

A veces las mascotas y los animales domésticos pueden dejar mal olor en las moquetas. Si este es tu caso te aconsejamos comprar alguno de los desodorantes para moquetas disponibles en el mercado. Si no consigue encontrar un desodorante, otra opción consiste en espolvorear bicarbonato de soda en toda la moqueta, dejar reposar unas horas para que haya efecto y luego aspirar bien toda la zona.

Moqueta negra en comercio

Fuente: Archiexpo

Más opciones de limpieza para moquetas

Para conservar tu moqueta en el mejor estado posible puedes dirigirte a una tintorería o alquilar una máquina especial de limpieza. En la tienda te podrán aconsejar además de las mejores soluciones de mantenimiento.

Si vas a utilizar algún producto en concreto o alguna solución, asegúrate de que el producto no daña la moqueta aplicando un poco en un lugar no visible.

Si utilizas una máquina nueva o que no usas habitualmente, lee atentamente las instrucciones.

Cuando estés limpiando la moqueta, abre las ventanas o pon el ventilador o el aire acondicionado para ayudar a que la moqueta se seque más fácilmente y no acumule humedad que pudiera crear moho en un futuro.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  1. Mª Jesús Blanco dice:

    Pues,las recomendaciones para mantener la moqueta en buenas condiciones me parecen buenas pero echo de menos la recomendación, sino de un aspirador en concreto para este fin,
    si, por lo meno,cuánto de fuerte el motor para succionar esa arena.