Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

33 comentarios de usuarios

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Parquet natural para mi negocio, ¿Es buena idea?

A pesar de las abundantes alternativas sintéticas de calidad que hay en el mercado, algunos clientes no quieren prescindir del encanto del parquet natural ni en casa ni en su negocio. En el post de hoy os contamos lo que os tenéis que plantear antes de tomar la decisión y las alternativas que tenéis.

Parquet natural en comedor

Fuente: Decoist

¿Es buena idea poner un parquet natural para mi negocio?

Si poner un parquet natural es buena o mala idea depende en gran medida del tipo de negocio que se trate y, por extensión, del uso que se vaya a dar al parquet.

Es cierto que en determinados negocios de corte muy clásico u orientados a un público muy selecto requieren una imagen acorde a lo anterior, pero también habrá que tener en cuenta que un parquet natural de madera maciza supondrá un incremento en el presupuesto de compra, además de gastos adicionales de mantenimiento.

Parquet natural en restaurante

Fuente: Dinesen

Por otro lado, la instalación de un parquet natural es más complicada que una tarima flotante, requiere hacer obras y tarda más tiempo en colocarse. Además, en el caso del parquet natural habrá que lijarlo cada 5 años aproximadamente para garantizar un buen mantenimiento.

Parquet blanco natural

Fuente: Decoist

Si después de leer lo anterior, seguís convencidos de querer poner un parquet natural en vuestro negocio, os aconsejamos reflexionar acerca de los puntos siguientes:

  • Afluencia del público. ¿Cuántas personas visitan vuestro negocio?
  • Abrasiones. ¿Qué agresiones sufre el suelo? ¿Está sometido a un riesgo de humedad?

¿Qué tipos de parquet natural puedo poner en mi negocio?

Existen dos tipos de parquet natural que podéis considerar; el parquet de madera maciza y el parquet multicapa. La principal diferencia entre ambos es que en el primer caso, las lamas son íntegramente de madera noble, mientras que en el segundo caso las lamas están confeccionadas con varios tipos de madera, siendo la capa superior la única que lleva madera noble.

Parquet de roble natural

Fuente: Archiexpo

Esto conlleva que el parquet multicapa sea más barato, y además, sea más resistente frente a las abrasiones.

Si tenéis una oficina de trabajo poco transitada podéis plantearos poner un parquet de madera maciza, pero si es un negocio con mucha afluencia de público o donde el suelo sufra muchas abrasiones (como el arrastre continuo de sillas y mesas propio de un restaurante) os recomendamos mejor un parquet multicapa.

Parquet natural jatoba

Fuente: Archiexpo

Igualmente, en el caso de que vuestro negocio esté sometido a fuentes de humedad, podréis optar entre un parquet hidrófugo o un parquet natural de madera exótica como la teka o el bambú. Esta última solución es muy común en negocios como saunas o spas.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *