916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Parquet para suelos y tarimas: 5 diferencias

En el post de hoy hablaremos detalladamente sobre las diferencias entre el parquet para suelos y tarimas desde el punto de vista práctico, una duda recurrente entre nuestros clientes.

Aunque a priori las tarimas pudieran parecer un sucedáneo del parquet mucho más económico, las diferencias entre ambos productos van más allá del material y el precio.

En los párrafos siguientes iremos desgranando uno a uno, todos los aspectos que debéis tener en cuenta antes de decantaros por uno u otro producto.

Parquet para suelos y tarimas: Un poco de historia

Los pavimentos de madera ya se utilizaban por los antiguos griegos, egipcios y vikingos, fundamentalmente en construcción naval. Pero no será hasta el siglo XIX cuando los suelos de parquet se empiezan a popularizar en Europa, sobre todo en edificios públicos, castillos y casas de personas de alto nivel social.

Parquet en listones roble

Fuente: Arteclio

Durante el siglo XX la elaboración del parquet se acaba industrializando, simplificándose los sistemas de instalación del mismo y disminuyendo los precios.

Por su parte, la tarima flotante aparece durante los años 70 y fue penetrando poco a poco el mercado hasta convertirse en uno de los pavimentos más vendidos en la actualidad gracias a su ajustado precio, la facilidad de la instalación y su versatilidad.

Parquet para suelos y tarimas: Estética

A nivel estético, cada vez se aprecian menos diferencias entre del parquet para suelos y tarimas. Incluso en lo referente a las tarimas sintéticas, en los últimos años han aparecido imitaciones de madera espectaculares prácticamente indistinguibles de la original.

Es más, algunas tarimas sintéticas recrean este material incluso con texturas que aportan un gran realismo al tacto, y utilizando diseños ligeramente distintos en cada una de las lamas para ganar naturalidad.

Madera roble en salón

Fuente: donnaclick

Sin embargo, otra diferencia entre el parquet para suelos y tarimas es que estas últimas tienen una mayor versatilidad en cuanto a los distintos diseños que se pueden reproducir en las mismas. Así, podemos encontrar tarimas flotantes que imitan todo tipo de texturas como el mármol, la piedra o la pizarra, y también tarimas de colores, tarimas con diseños modernos o incluso tarimas personalizadas.

Por tanto, el parquet para suelos podemos englobarlo de forma general en un estilo más clásico, mientras que la oferta de tarimas tiene diseños mucho más modernos y rompedores.

Parquet para suelos y tarimas: Instalación

Otra diferencia importante entre el parquet para suelos y tarimas es la forma de instalación de estos pavimentos.

Antiguamente, los suelos de parquet ni siquiera venían acabados de fábrica, por lo que la colocación requería un trabajo artesanal importante que debía hacerse in situ. Si bien hoy en día los parquets modernos vienen listos para instalar, resulta innegable que el proceso de instalación de los mismos es mucho más complicado y engorroso.

El parquet se suele colocar de forma encolada, clavada o sobre rastreles, unos sistemas de instalación sólo aptos para un profesional y que requieren hacer un cierto nivel de obras en casa.

Parquet en color blanco

Fuente: koctas

Mientras tanto, las tarimas flotantes pueden colocarse directamente sobre el suelo sin necesidad de realizar obras, y tardan apenas 24 o 48 horas en poder ser estrenadas.

Además, la mayoría de las tarimas cuentan con un sistema de instalación a base de clic que permite ir encajando unas lamas con otras usando lengüetas, lo que permite abaratar el precio del pavimento al poder instalar el suelo nosotros mismos sin ayuda de un profesional.

Por tanto, a la hora de comparar el parquet para suelos y tarimas, debemos sopesar el nivel de molestias que estamos dispuestos a asumir durante la colocación del pavimento.

Parquet para suelos y tarimas: Resistencia

El nivel de resistencia que requerimos es otro punto importante a la hora de comparar el parquet para suelos y tarimas. De hecho, nuestro estilo de vida es una de las primeras cosas que nos debemos plantear a la hora de comprar un pavimento doméstico.

El parquet, al ser madera natural, es mucho más sufrido que la tarima sintética frente a golpes, arañazos, arrastres de muebles... Si además tenemos mascotas, niños o es un lugar abierto al público en vez de un domicilio particular, la balanza se inclina hacia la tarima.

Parquet madera maciza nogal

Fuente: decoracion10

Si además requerimos resistencia frente al agua (cocinas, baños...), podemos optar por adquirir una tarima hidrófuga que aguantará perfectamente la humedad.

Parquet para suelos y tarimas: Mantenimiento

El mantenimiento de el parquet para suelos y tarimas no tiene nada que ver. En el caso de la limpieza diaria de un parquet, hay que ser muy cuidadoso y utilizar siempre productos específicos no abrasivos que mantengan la madera en buen estado. Además, cada cierto tiempo hay que proceder al acuchillado del pavimento, con todo lo que ello conlleva (polvo, retirar los muebles...).

En cambio, la tarima es muy fácil de mantener, ya que basta con pasar una fregona con una solución jabonosa para que quede limpia.

Parquet de estilo envejecido

Fuente: frenchparquet

Otro punto a favor de la tarima flotante es que, debido a su forma de instalación, en caso de dañarse una lama podemos retirarla sin problemas y sustituirla por otra.

Parquet para suelos y tarimas: Precio

Si bien generalmente la tarima sintética suele ser más económica que el parquet, hay otro tipo de alternativas a medio camino entre uno y otro que nos pueden servir también como el parquet multicapa (hecho de madera pero mucho más económico) o la tarima maciza (hecha enteramente de madera noble pero más fácil de instalar que el parquet).

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *