Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

33 comentarios de usuarios

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Parquet teñido, ¿qué opciones tengo?

Son muchos los clientes que a menudo se preguntan por las diferentes opciones que existen de parquet teñido. De esta forma, pueden conseguir el pavimento de madera deseado sin necesidad de tener que adaptarse a su aspecto estético. Para ello, las opciones que existen son innumerables. Así, son varios los tipo de madera que encontramos capaces de ser coloreadas con el tono deseado para nuestro hogar. De esta manera, podremos elegir el estilo decorativo que más nos guste sin la necesidad de estar condicionados por el suelo seleccionado. Descubre las opciones disponibles para una personalización total de tu hogar con los siguientes trucos y consejos.

Parquet teñido: principales ventajas

El parquet es el suelo por excelencia para la decoración de lo hogares a lo largo y ancho del mundo. En cada uno de los países que forman parte del globo terráqueo existen diferentes formas de acabado. Sin embargo, la madera siempre está y ha estado presente en el pavimento de los hogares. De esta forma, el conocimiento que tenemos sobre la misma es realmente amplio.

Así, tras las inversiones en investigación y desarrollo, se ha conseguido un tratamiento para conseguir que el parquet tenga el aspecto que deseamos sin necesidad de adaptarnos a su estado primigenio. De esta manera, podremos escoger una madera con las características que estemos buscando y colocarla en nuestra vivienda sin necesidad de tener que adaptar el resto de elementos decorativos.

parquet color nordico

Fuente: archiexpo

Parquet teñido: cómo hacerlo

El proceso de tintado del parquet es laborioso y requiere bastante tiempo. De esta forma, aunque podemos realizarlo nosotros mismos, siempre es aconsejable contar con ayuda o delegar en un profesional. Así, nos aseguraremos que todo el proceso se realiza de forma correcta y el resultado final es uniforme y de calidad.

En primer lugar, antes de comenzar a teñir el pavimento, lo más importante es lijar y limpiar la superficie. Para ello, se acuchilla el parquet y se retira la capa de barniz o aceite que protege el suelo frente a golpes y arañazos. De esta forma, el suelo queda expuesto de nuevo y preparado para el siguiente paso.

A continuación, se pule y limpia el suelo para que la superficie quede dispuesta para aplicar el tintado. Para ello, las técnicas son muy variadas. De esta manera, podemos encontrar usuarios que lo realizan con brochas, rodillos, esponjas, trapos, pulverizadores… Así, según el acabado seleccionado, se escogerá una técnica u otra.

Finalmente, se retirará el sobrante para que la superficie quede perfectamente teñida y se aplica la capa de protección. Para ello, una vez se ha secado la pintura, volvemos a extender el barniz o aceite que seleccionemos para la terminación. Estos dos procesos pueden realizarse al mismo tiempo ya que actualmente existen en el mercado algunos aceites que ya traen incorporado el color. De esta forma, una vez aplicamos la capa de protección también se aplica el color. Además, la gama ofrecida es extensa y se adapta a cualquier estilo que hayamos decidido instalar en nuestra vivienda.

Parquet teñido en colores cálidos

Fuente: architonic

Para teñir el suelo existe también otro método más artesanal. Así, podemos realizar nosotros mismo el tinte con una base de agua. El resultado será espectacular y personalizado al máximo. Sin embargo, el trabajo llevará una inversión mayor de nuestro tiempo.

Parquet teñido: tipos de tintes

Una vez hemos decidido que el color que tenemos en el parquet no es el adecuado y queremos tintarlo, las opciones son enormes. De esta forma, encontramos que tenemos varios tipos diferentes de tintes. Para ello, la división principal se realiza en cuatro formatos según su base:

Tintes con base de agua. Gracias a este tipo de tinte, el resultado será atractivo, duradero y con un resultado excelente. Una de sus principales ventajas es su reducido impacto ambiental. Además, la aplicación se realiza de forma sencilla y cumplen con todos los requerimientos legales en protección frente al fuego.

Tintes con base de aceite. Gracias a ellos, conseguiremos un aspecto natural con capacidad para regular la temperatura. Por otro lado, gracias a su porosidad, permitirán también transpirar a la madera colocada en la habitación.

Tintes hidroalcohólicos. Sin poseer todas las ventajas de los tintes acuosos, ni las desventajas de los tintes con base de disolvente, éstos se sitúan a caballo entre ambos. De esta forma, su capacidad de penetración es alta, su facilidad de aplicación es buena y su secado es rápido. Sin embargo, en la aplicación se pueden producir problemas con la fibra de la madera.

Parquet teñido en cabecero

Fuente: decopraktik

Tintes con base de disolvente. Gracias a su composición, este tipo de tintes ayuda consiguiendo una mayor estabilidad al color, una mayor resistencia a la luz y una rápida evaporación. Por otro lado, la composición química del mismo lo convierten en un compuesto de gran impacto ambiental.

Además de elegir el más adecuado para nuestro espacio, lo más recomendable es prestar atención a los compuestos volátiles orgánicos (VOC’s). Lo mejor es que estén libres de ellos o que su presencia sea mínima en el compuesto.

Una vez elegido el compuesto, el procedimiento para teñir es más laborioso y delicado de lo que uno podría imaginar. Por esta razón, las exigencias son variadas e importantes. Para conseguir un resultado perfecto, lo más importante es ponernos en manos de auténticos profesionales.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *