916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Poner suelos de vinilo, ¿Me lo recomiendas?

Poner suelos de vinilo es una opción muy interesante siempre que tus preferencias, y tu presupuesto, sean acordes a las características de este producto.

En el post de hoy os contamos todo lo que necesitáis saber sobre los suelos de vinilo, material también conocido como sintasol, para que podáis tomar la decisión más acertada.

Poner suelos de vinilo oscuro

Fuente: rifaidate

Poner suelos de vinilo: Características

En primer lugar, poner suelo de vinilo implica recurrir a un material sintético compuesto principalmente de PVC (policloruro de vinilo).

Y aunque al oír el término PVC probablemente os estéis imaginando un pavimento con aspecto "plástico" y artificial, nada más lejos de la realidad, puesto que hoy en día existen pavimentos de vinilo que imitan a la madera con muchísimo éxito, tanto desde el punto de vista estético como desde el punto de vista del confort.

Los suelos de vinilo surgen en los años 50 como sustitutos de los suelos de linóleo. La ventaja de estos nuevos suelos era básicamente su mayor resistencia, no sólo en términos de durabilidad, sino también en cuanto a la resistencia al fuego.

poner-suelos-de-vinilo-grises

Fuente: Gerflor

No fue hasta los años 70 cuando empezaron a surgir los suelos de vinilo más parecidos a los que usamos en la actualidad, ya que el desarrollo del mercado de los pavimentos sintéticos permitió introducir nuevos componentes químicos que ofrecían ventajas adicionales como suelos antideslizamiento, pavimentos más duraderos o nuevas cualidades estéticas.

Por tanto, si estamos pensando en poner suelos de vinilo, lo primero que debemos tener en cuenta es que los distintos productos y distintas marcas presentes en el mercado tienen una composición muy heterogénea.

Ventajas de poner suelo de vinilo

Como ya hemos apuntado al principio de este artículo, poner suelos de vinilo tiene múltiples ventajas, pero no por ello tiene que ser necesariamente una opción recomendable para todo el mundo.

Por ello, a continuación encontraréis una lista con las principales ventajas de los suelos de vinilo, para que podáis ver si es la opción que más os encaja:

    • Versatilidad. Por sus características, podéis poner suelos de vinilo en prácticamente cualquier lugar; desde un domicilio hasta un establecimiento abierto al público, pasando por cocinas, baños, terrazas o cuartos de juegos de niños.
poner-suelos-de-vinilo-cocina

Fuente: interiorismos

  • Resistencia y durabilidad. Los modernos suelos de vinilo tienen una gran resistencia frente a agresiones como arañazos, golpes o manchas. Esto es una gran ventaja para sitios como establecimientos abiertos al público con una afluencia de gente muy intensa, cocinas, o casas en las que hay niños o mascotas. Si escogéis una marca buena es perfectamente posible que vuestro nuevo pavimento dure 15 o 20 años. De hecho, algunas marcas como Pergo dan 25 años de garantía.
    • Estabilidad y seguridad. Los suelos de vinilo no sólo son muy estables sino también muy seguros y protegen frente a las caídas. Es por ello que se usan mucho en guarderías.
poner-suelos-de-vinilo-color-claro

Fuente: edilportale

  • Antiestático y muy confortable. El pavimento vinílico es antiestático, lo que significa que os libraréis de sufrir molestos chispazos. Además, aún tratándose de un suelo sintético, tiene una gran calidez y comodidad en cuanto a la pisada.
  • Resistencia al agua. El suelo de vinilo es muy resistente a la humedad, por lo que es un material perfectamente adecuado para utilizar en lugares naturalmente húmedos como el suelo de un bar, un baño o una cocina. Podéis colocar suelos de vinilo en cualquiera de estos lugares con la tranquilidad de saber que el agua no va a estropear el suelo.
  • Propiedades higiénicas. El suelo de vinilo es sumamente higiénico, motivo por el cual se usa con frecuencia en lugares como clínicas, centros veterinarios o guarderías.
  • Facilidad del mantenimiento. Poner suelos de vinilo implicar optar por un pavimento que no requiere de ningún tipo de mantenimiento; bastará con pasar una fregona con agua para que tu suelo quede impóluto.
  • Variedad. En el mercado de los suelos de vinilo encontrarás cualquier tipo de diseño y textura; desde los más clásicos de imitación madera pasando por suelos de tipo guardería, diseños personalizados, imitaciones de mármol, piedra... ¡Cualquier diseño es posible!
    • Instalación rápida y sencilla. Podéis poner suelos de vinilo sobre vuestro antiguo pavimento sin necesidad de realizar costosas obras. En 24 o 48 horas tendréis el suelo listo para usar. Es más, si tenéis un presupuesto muy ajustado también podéis considerar la posibilidad de instalarlo vosotros mismos sin ayuda de un profesional. En el apartado siguiente os damos más detalles al respecto.
poner-suelo-vinilo-gerflor

Fuente: Gerflor

Por otro lado, la desventaja más notable de poner suelos de vinilo es, probablemente, su precio, ya que no es la opción más asequible en la actualidad.

Poner suelos de vinilo sin ayuda de un profesional

Si estamos pensando en poner suelos de vinilo nosotros mismos, la primera cuestión que debemos plantearnos es si vamos a utilizar losetas o suelo continuo.

Las losetas de vinilo son muy fáciles de usar ya que vienen cortadas y generalmente son autoadhesivas.

En el caso del suelo continuo, tampoco resulta complicado poner suelos de vinilo uno mismo. Al igual que la mayoría de las tarimas flotantes actuales, los pavimentos vinílicos también cuentan con sistemas de clic que consisten, básicamente, en ir encajando unas lamas con otras en base a un sistema de lengüetas.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  1. Cecilia Romero dice:

    Super el artículo. Quisiera saber si el piso pvc click se decolora si se instala en un área con ventanas grandes o pasillos de techo de vidrio.