Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

33 comentarios de usuarios

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Suelo laminado AC4, ¿Para qué usos se recomienda?

Hoy hablaremos del sistema de clasificación Abrassion Class, y más concretamente del suelo laminado AC4 y sus usos recomendados, tanto a nivel residencial como a nivel comercial.

Suelo laminado ac4 fantasía

Fuente: Kronotex

Como ya hemos comentado en ocasiones anteriores en este blog, el sistema de clasificación AC (Abrassion Class) surge como una forma de acreditar la dureza de una tarima flotante sintética.

Para ello, se realizan unas pruebas consistentes en colocar una muestra de la tarima en un equipo denominado TABER, que incluye un contador de vueltas, y va lijando la parte superior una y otra vez hasta que desaparece el dibujo que recubre la parte superior (overlay).

Suelos resistencia ac4

Fuente: Quick Step

En el caso concreto del suelo laminado AC4, el sistema de clasificación estipula que debe resistir un mínimo de 4.000 vueltas antes de perder completamente la capa superior.

Teniendo en cuenta que la clasificación AC establece una clase mínima de AC1 y un máximo de AC5, podemos considerar que un suelo laminado AC5 se encuentra en un punto medio alto de dicha clasificación.

Suelo laminado ac4 oscuro

Fuente: Plataformaarquitectura

¿Suelo laminado ac4 o clase de uso 33?

Según la clasificación de clases de uso, un suelo laminado AC4 equivaldría a una clase 32, esto es, para un uso doméstico intensivo o un uso comercial normal.

Como consecuencia, este tipo de suelo estará indicado para establecimientos públicos con un nivel medio de afluencia de personas (como oficinas, comercios o salas de espera), así como para viviendas cuyos dueños deseen disfrutar de una tarima con una larga vida útil y muy resistente a los golpes, muy especialmente si en la familia cuentas con niños o animales domésticos que pongan a prueba la resistencia del suelo.

Detalle suelo laminado ac4

Fuente: Balterio

Por otro lado, no debemos confundir el estándar AC con la calidad de la tarima. El hecho de adquirir un suelo laminado AC4 únicamente implica que tendrá una gran resistencia a los golpes y abrasiones, pero la calidad viene dada también por otro conjunto de factores que también debemos tener en cuenta como el material, el fabricante, el grosor o la densidad del suelo o el diseño.

Otra ventaja de escoger un suelo laminado AC4, frente a una clasificación menor, es que generalmente contiene algún tipo de protección hidrófuga (como cantos hidrófugos).

De hecho, en la actualidad el suelo laminado AC4 es el suelo más común en la mayoría de las viviendas de uso residencial.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *