916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

112 comentarios de usuarios
4.82 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Un suelo de PVC para tu cocina, ¿Es buena idea?

Poner un suelo de pvc en la cocina es una fantástica idea si estamos buscando un pavimento fácil de limpiar, higiénico y resistente a la humedad. En el post de hoy os contamos todas las ventajas.

¿De qué está hecho un suelo de PVC?

Los suelos de PVC, denominados también suelos de vinilos, surgen en la década de los 50 como un sustitutos de los suelos de linóleo. A diferencia de los anteriores, se trata de un material más resistente y duradero, tiene un mejor comportamiento en caso de fuego y es bastante más barato.

Suelo de pvc en cocina tradicional

Fuente: thelaminatecity

Aunque la composición exacta del pavimento depende la marca y modelo, es un producto sintético con un elemento base que es el policloruro de vinilo, lo que configura un suelo muy fino y flexible.

Ventajas de poner un suelo de PVC en la cocina

Cada vez es más habitual poner un suelo de PVC en la cocina debido a las ventajas que presenta esta opción, como por ejemplo las siguientes:

  • Fácil de instalar: Para instalar un suelo de PVC en la cocina no hace falta acometer grandes obras ni levantar totalmente el antiguo suelo. Siempre que éste se encuentre nivelado, podrás instalar el vinilo justo encima y no tardarás más de 48 horas en tenerlo listo.
  • Do it Yourself: No hace falta ser un profesional para instalar un suelo de vinilo. Lo podéis hacer vosotros mismos sin problemas, algo que reducirá muchísimo los costes asociados al cambio de suelo.
    • Duradero y resistente al desgaste: El suelo de vinilo es un suelo muy duradero. Dependiendo del grosor de la capa de desgaste, esta duración será mayor o menor
Suelo de pvc en cocina

Fuente: carolinahomeflooring

  • Fácil de limpiar y muy higiénico: Si tienes un suelo de PVC en la cocina, bastará con pasar una fregona para dejarlo reluciente, sin necesidad de encerados u otros procesos de limpieza tediosos.
  • Confortable: De cara a la pisada, al ser un suelo suave y flexible es mucho más cómodo y menos frío que los clásicos suelos cerámicos. Además, amortigua mejor los ruidos.

Además los suelos de PVC son resistentes al agua y mucho más económicos que otras opciones.

¿Qué tipo de suelo de PVC puedo poner en mi cocina?

Los suelos de vinilio tienen una amplia gama de diseños, ya que se usan en lugares tan variopintos como clínicas, guarderías u oficinas. Debido al gran desarrollo que ha experimentado desde los años 70, cada vez contamos con más colores y formatos que permiten que sea una opción que se adapte a todo tipo de consumidores.

Así, dependiendo del formato, hay tres formatos de suelo de pvc que puedes escoger para tu cocina:

    • Suelo vinílico en rollos
    • Suelo vinílico en lamas
    • Suelo vinílico en losetas
Suelo blanco de pvc en cocina

Fuente: Santos

Por otro lado, existen también distintos sistemas de instalación. Así, encontramos suelo de PVC autoadhesivo y con sistemas de instalación a base de clic, exactamente igual que las tarimas flotantes.

Desde el punto de vista del diseño, podemos encontrar suelos de vinilo de muchos tipos; losetas de colores, imitaciones de madera, de pizarra de suelos de piedra, lamas de colores...

De esta forma, podemos configurar desde una cocina de corte rústico con un suelo que imita al parquet, hasta una moderna cocina combinando losetas de distintos colores.

Suelo oscuro de pvc en cocina

Fuente: bruce

En definitiva, tanto las propiedades del suelo de vinilo como sus posibilidades desde el punto de vista estético animan cada vez más a usar el suelo de PVC en la cocina, en detrimento de otros tipos de pavimento mucho menos económicos y más complicados de instalar.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *