916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Suelos adhesivos para la cocina

Desde hace muchos años, podemos encontrar suelos adhesivos para la cocina que nos ayudan a revestir los suelos de las zonas más húmedas de nuestro hogar de una manera sencilla y práctica. Aunque antiguamente era un material que se utilizaba solamente para abaratar costes, pues no era muy convincente, hoy en día, los materiales han mejorado mucho y podemos encontrar pavimentos de diferentes características, que los hacen mucho más atractivos y una alternativa para muchos clientes que cuentan con un presupuesto más reducido.

Aquí hablaremos de las ventajas e inconvenientes de los suelos adhesivos para la cocina, así como nuestras recomendaciones para recubrir los pavimentos de la cocina y del baño en vuestro hogar.

Suelo adhesivo color gris

Fuente: hogarmania

Ventajas de los suelos adhesivos

Empezaremos enumerando las ventajas de este tipo de suelos hablando de lo fácil que es de instalar. Si no te sientes con seguridad para hacerlo tú mismo, puedes contratar a un profesional, pero es tan sencillo que con un poco de cuidado y mimo conseguirás instalar el adhesivo de vinilo. Además, el vinilo es tan fácil de recortar que se adapta perfectamente a cualquier tipo de forma o rincón un poco más complicado donde otro suelo puede plantear más dificultades y debemos llevar a recortar. Esto se traduce directamente en un ahorro de tiempo y costes que no resulta nada desdeñable sobre todo si tenemos más reformas que hacer en casa.

En otro orden de cosas, este suelo ofrece un sinfín de acabados, diseños, colores, texturas y modelos que conseguirán darle el aspecto que tú quieras a cualquier estancia. Existen suelos que imitan al mármol a la madera, a la piedra o suelos con divertidos diseños geométricos para las habitaciones de los más pequeños, por ejemplo. Puedes además conseguir un acabado rugoso, o antideslizante, o liso… Por otro lado, puedes añadirle también una capa de amortiguación para que sea muy agradable de pisar.

Suelo adhesivo gris con beta

Fuente: movingandliving

La resistencia (vinculada al precio) queda a tu elección. No todos los suelos de vinilo duran lo mismo, el desgaste depende en gran medida de las diferentes capas que lo componen y de la estancia (con mayor o menor nivel de humedad). Un vinilo impreso por defecto incluye una capa de desgaste, otra capa con la impresión del diseño, otra de amortiguación (esto es opcional) y una última de sustento. En cambio, en el suelo de vinilo con incrustaciones, el patrón se aplica en toda la capa consiguiendo un efecto más natural y duradero, aunque es más costoso para tu bolsillo.

Por último, es importante mencionar lo sencillo que resulta de lavar, basta con una fregona húmeda, además se trata de un pavimento muy higiénico pues impide que salgan hongos u otro tipo de bacterias. Esto es especialmente importante sobre todo en aquellas zonas donde se concentra más humedad como la cocina o el baño, donde es casi imposible que se pudra.

Inconvenientes de los suelos adhesivos

Una de las principales desventajas es que este tipo de suelo, debido al calor y a los cambios de temperatura, así como a la humedad, termina siempre despegándose y levantándose en las esquinas. Ahí se suele acumular una gran cantidad de suciedad que puede resultar poco higiénica y sobre todo antiestética. En ese caso, no se puede volver a pegar, sino que la solución consiste en poner otro suelo.

suelo vinilico de tarkett

Fuente: Tarkett

Por otro lado, su aspecto, aunque imite al del mármol, la madera o la piedra se ve y se siente extremadamente artificial, en nuestro hogar. Por eso es que mucha gente deshecha la idea de revestir los suelos de la cocina y del baño con adhesivos vinílicos.

Nuestras recomendaciones

Si lo que buscas es un suelo resistente, cálido y suave a un precio razonable para tu cocina la mejor opción, en nuestra opinión, son los suelos vinílicos.

Los suelos de vinilo son extremadamente resistentes y están pensados para un alto tráfico y un gran desgaste. Gracias a esto, aumentaremos su durabilidad pudiendo incluso  cuando se nos caiga algún plato al suelo, por ejemplo.

Este tipo de pavimento se puede instalar de manera práctica y sencilla, igual que las tarimas flotantes, mediante un sistema de clic rápido y fácil de colocar. Hay que fijarse en el soporte que recomienda cada fabricante, pues puede diferir, pero si seguimos las instrucciones, podremos colocarlo nosotros mismos, ahorrándonos así los servicios de instalación.

suelo adhesivo imitacion baldosa

fuente: parkettkaiser

Su mantenimiento es igual de sencillo que para los suelos adhesivos y también resulta muy higiénico, pues está concebido para el baño y la cocina. Además, están pensados también para las familias que tengan mascota gracias a su gran resistencia.

Por último, la gama de colores, texturas, modelos y acabados es tan amplia que nos permitirá jugar con el tipo de estancia y decorarlo según nuestros gustos y preferencias.

Esperamos haberos ayudado a elegir el tipo de suelo que mejor os conviene colocar en la cocina o el baño según vuestro presupuesto y el uso que le vais a dar.

 

 

 

 

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *