916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

La tarima flotante blanca está de moda

Optar por una tarima flotante blanca, en vez de los clásicos tonos medios marrones, además de proporcionar diversas ventajas, abre un enorme abanico de posibilidades en lo que al aspecto decorativo se refiere.

Tarima flotante blanca

Fuente: Mediterranean wood

La tarima flotante blanca está de moda en los últimos tiempos. El roble blanco, el pino blanco, la teca blanqueada, espacios en tonos neutros de inspiración nórdica... Cada vez existe una oferta más amplia para los amantes del suelo blanco pero, ¿A qué obedece su éxito?

Tarima flotante blanca de pergo

Fuente: Pergo

La tarima flotante blanca tiene tres ventajas principales. En primer lugar, su luminosidad, ya que los tonos blancos reflejan la luz y generan una sensación de claridad y relajación. Una opción perfecta para viviendas con poca luz natural.

La segunda ventaja es la sensación de amplitud que genera, puesto que los espacios se ven mucho más amplios. Por ello, es especialmente recomendable en casas o estancias pequeñas.

Tarima flotante blanca de Quick step

Fuente: Quick Step

Y, finalmente, la tarima flotante blanca permite crear infinitas combinaciones en lo que a la decoración se refiere, ya que se trata de un color que combina bien con todo. Así, el blanco realza cualquier objeto decorativo y permite crear múltiples contrastes dentro de una misma estancia, utilizando muebles y/o alfombras de distintos tonos en función del efecto deseado.

Sin embargo, abusar del blanco tampoco es recomendable ya que existe el riesgo de crear estancias excesivamente frías y despersonalizadas. Por tanto, lo ideal es combinar una tarima flotante blanca con otros colores que rompan la monotonía, ya sea a nivel de mobiliario, de alfombras o jugando con el color de las paredes y techos.

Tarima de vinilo en color blanco

Fuente: Pergo

¿Como debemos combinar una tarima flotante blanca?

En este sentido, hay que tener muy en cuenta el efecto óptico que se genera en combinación con el tono de paredes y techos:

  • Una habitación con un suelo claro, paredes claras y un techo claro aparenta ser más ancha de lo que es, pero debemos combinarlo con un mobiliario de color que contraste con lo anterior.
  • Una habitación con suelo claro, techo claro y paredes oscuras realza las líneas horizontales. En combinación con una pared de fondo clara, la habitación parecerá más alta, profunda y estrecha. Hay que tener presente que los techos y paredes en tonos oscuros restarán iluminación a la habitación.
  • Si optamos por combinar una tarima flotante blanca con techos y paredes oscuras, la forma de la habitación parecerá menos definida.

En todo caso, la mezla de factores como el tamaño de la habitación, la luminosidad, el tono del suelo, los colores escogidos en paredes y techos, y el tono del mobiliario y alfombras permitirán configurar estancias únicas y sorprendentes en función de la combinación escogida.

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *