916 429 677

Entrega gratis

Por compras superiores a 150€

Comentarios

120 comentarios de usuarios
4.83 sobre 5

Muestras gratis

Pruébalo antes de comprar

Servicios instalación

Instaladores expertos

Tarimas laminadas: falsas apariencias

Gracias a los avances tecnológico, cada vez encontramos más tarimas laminadas con “falsas apariencias”. Así, cada día es más común que este tipo de solados tengan en su capa de terminación diferentes texturas. Para ello, la mayor parte de los fabricantes, utilizan aspectos de otros suelos como inspiración. De esta forma, podemos mantener las características de un suelo de madera mientras utilizamos otro aspecto estético. Así, conseguimos que el suelo se adapte perfectamente al estilo decorativo que estamos buscando para nuestra vivienda. De esta manera, la versatilidad de los suelos laminados es total y su ámbito de aplicación es prácticamente total. Por esta razón, para que tengáis una amplia información al respecto, hemos desarrollado el siguiente artículo. Así, podréis descubrir todas las opciones que el mercado os ofrece para este tipo de solados.

Tarimas laminadas: cemento

El cemento pulido es uno de los aspectos más utilizados por los decoradores y diseñadores del estilo moderno. De esta manea, gracias a la continuidad que nos permite este material, conseguimos aumentar la amplitud del espacio. Por otro lado, sus tonalidades grises nos ayudan a la hora de conseguir resaltar ciertos aspectos de nuestro hogar. Así, la luminosidad que nos aporta este color es mayor que la que conseguimos por medio de tonalidades más oscuras (como el tono marrón de algunas maderas). Además, su carácter neutro nos ayuda a conseguir una combinación perfecta con el resto de muebles y complementos. Por este motivo, buscando la versatilidad, cada vez encontramos un mayor número de viviendas con este tipo de suelos.

Para conseguirlo, podemos utilizar el propio cemento o, para darle un aspecto más natural, las tarimas laminadas con este aspecto. Así, conseguimos el aspecto estético que estamos buscando al tiempo que preservamos algunas de las características de la madera. El montaje, la sensación al pisarla y otras características similares no se verán afectadas por la inclusión de este formato decorativo en su capa superior. La sensación de amplitud que conseguimos con el material original será muy similar. Sin embargo, gracias a la instalación mediante lamas de la madera, podremos jugar con el sentido y la orientación de las mismas y así, adecuarlo a la forma que más beneficie al espacio de instalación.

Sin embargo, una de las grandes ventajas de las tarimas laminadas con aspecto de cemento es su capacidad de fusión. Para ello, en este tipo de material es necesario aplicar una plantilla y diferentes sistemas constructivos. En el caso de la madera, esta mezcla es mucho más sencilla al poder conseguirla con distintas maderas. De esta forma, el montaje y el coste se verán reducidos considerablemente.

Quick step

Fuente: Quick step

Tarimas laminadas: cerámicas

Como seguramente ya sabréis, el aspecto de otro material en tarimas laminadas se consigue gracias a su última capa. De esta forma, este tipo de suelos dividen su estructura en diferentes estratos que dotan al suelo de una capa estructural y otra de acabado. Así, sobre esta última, se “imprime” mediante diferentes técnicas, el aspecto estético buscado por el fabricante. Pues bien, de esta manera conseguimos que la madera tome la apariencia a de otros materiales como la cerámica.

La cerámica ha sido durante gran parte de la historia uno de los materiales favoritos empleados en la fabricación de solados. De esta manera, su gran capacidad térmica lo convertía en un suelo muy favorable para lugares de altas temperaturas. Permitía obtener una temperatura agradable durante gran parte del día. Así, el espacio podía reducir su temperatura y conseguir una sensación menor de calor. Por otro lado, el mantenimiento y la limpieza del mismo eran sencillos y muy económicos.

Sin embargo, en zonas donde el frío era mayor, estos suelos no ofrecían las mismas garantías. Así, a pesar de extenderse su uso debido a la identificación cultural y estética, no ofrecían todos los beneficios necesarios. Por este motivo, las tarimas laminadas con aspecto cerámico se desarrollaron para dar una solución a este problema. De esta manera, se podía utilizar el aspecto estético más rústico y tradicional sin tener que renunciar a la comodidad de un suelo de madera y a su calidez.

Parador

Fuente: Parador

Tarimas laminadas: acabados especiales

Si bien es cierto que en los suelos de madera la inspiración ha venido ofrecida por otro tipo de soluciones más clásicas o tradicionales y apoyada por materiales más comunes, en los últimos años se están ofreciendo soluciones más creativas. Así, muchos son los diseñadores y creadores que experimentan con el acabado de los pavimentos. De esta forma, su inspiración llega de elementos fuera del ambiente decorativo hasta ámbitos como lo textil o lo tecnológico. Gracias a esto, encontramos auténticas obras de arte que se reproducen sobre suelos de madera.

A pesar de que su composición con el resto de muebles y complementos es algo más complicada, resultan grandes opciones para aquellos que buscan algo más personal y auténtico. De esta forma, podemos contar con suelos inimaginables y que no encontraremos en ningún otro lugar del mundo.

Quick step arte

Fuente: Quick step

¿Te gusta este post? ¡Compártelo!

TwitterFacebookPinterestEmail

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *